Antonio Alza

El Artista Biografía

 

Desde muy niño me alentaron a hacer cosas creativas. Siempre andaba con un lápiz en la mano y eso me bastaba. No tengo estudios formales y más bien me considero autodidacta.

Me crié en un pueblo del interior de Uruguay alejado de centros de estudios, entonces las distancias (que hoy son nada) hacían inviable que me mandaran ahí. Igualmente la intención de estudiar siempre estuvo adormecida. Mi gran maestro fue la curiosidad, la fascinación por la obra de artistas clásicos. Me llamaban la atención obras y pintores y no paraba hasta averiguar sus técnicas y el contexto en que esas obras habían sido creadas.

Primero calcaba pinturas de Durero, Holbein, Brueghel y Davinci. Después claro… uno se siente atraído a hacer lo propio y con confianza como para contar lo que te está pasando, y de repente sin darte cuenta estás haciendo “tus cosas”.

De adolescente opté por estudiar teatro, no actuación sino más bien escenografía, iluminación, maquillaje, vestuario. Y me dediqué a trabajar como Director de Arte en Publicidad. Hace muy poco, un domingo saliendo de almorzar con amigos en La Barra, pasé por un local que estaba en alquiler y me dije: éste va a ser mi atelier. Siempre tuve el taller en casa pero esto es una buena variante. La gente se acerca a ver y me da sus comentarios. Sos inevitablemente permeable a lo que escuchás y hay que estar muy atento y disciplinado para no apartarte de lo que estás haciendo.